El circo en México

circo

 

Si eres de los que te encanta asistir a una función de circo y sorprenderte con las acrobacias, malabares y bromas de todos los artistas cirqueros, seguramente te gustará conocer un poquito más acerca de la historia de este espectáculo en nuestro país.
Los primeros circos fueron extranjeros y visitaron el país desde España. Ellos inspiraron a artistas que solitos se paraban en los patios de las vecindades a hacer malabares, andar en cuerdas flojas y quizá se acompañaban de algún animal amaestrado y un gracioso (payaso).

El primer circo mexicano se formó en 1841 y se llamó Circo Olímpico de José Soledad Aycardo. Por lo que sabemos estuvo 25 años dando giras. En el siglo XIX también llegaron dos hermanos de Estados Unidos y fundaron el circo Orrin, que usaba luz eléctrica por primera vez. Con ellos surgió un payaso que los mexicanos de ese entonces adoraban llamado Ricardo Bell.

Durante la Revolución los circos nacionales se volvieron muy famosos. El mismísimo Pancho Villa apoyaba a la Beas Modelo, un circo de tres pistas simultáneas que llegó a incluir con el tiempo hasta una montaña rusa.

En el siglo XX también surgieron los importantes circos de varias familias como el Atayde, el Suárez, los hermanos Vázquez y los Fuentes Gasca, que todavía puedes disfrutar si un día pasan por aquí por Morelia.