La copa menstrual, el producto que nuestro planeta exige

copa menstrual

 

El tabú de la higiene femenina puede hacernos pasar por alto el grave daño ecológico que el uso de las toallas sanitarias ocasiona. Una mujer usará un aproximado de 1680 toallas en 10 años, cantidad de basura que tardará alrededor de 500 años en degradarse. Esto sin mencionar los mecanismos bajo los cuales están creados. Procesos de cloración que además de consumir más energía y agua contaminan con dioxinas el medio ambiente. Todo esto aunado al daño que el polietileno, por mencionar uno de los componentes, genera en la piel y útero de quienes las usan. Las copas menstruales avaladas por la COFEPRIS y la FDA deben estar hechas de silicona quirúrgica, un material que no daña nuestro cuerpo y tiene la bondad de ser biodegradable.

En la actualidad existen numerosas marcas que además de contener los estándares de calidad, año con año mejoran los diseños para que se tenga mayor comodidad y facilidad de uso. Usar copa menstrual ya no se trata de un lujo o una moda. Es una necesidad para el medio ambiente, comodidad para quien la usa y un gran ahorro en la economía.

La copa menstrual es una alternativa al uso de toallas femeninas y tampones. Su material es silicón médico o látex (muy flexibles). Corrobora si no eres alérgica. Se inserta en la cavidad vaginal (existen diferentes tamaños, dependiendo si eres virgen, sexualmente activa o has tenido hijos por parto vaginal). La copa recolecta el flujo menstrual, dependiendo la cantidad de éste debes vaciarla y enjuagarla cada 8 o cada 12 horas.

Pros y contras:

PROS:

1 Es ecológica ya que es duradera (10 a 12 años , según el cuidado), no usas productos desechables contaminantes.

2 Es económica. Aunque su precio parece caro, en 4-5 meses lo recuperas, ya que la copa puede durar más de 10 años.

3 Es cómoda, discreta y puedes realizar ejercicio con ella (atletismo,ciclismo,natación o baile).

4 Es práctica porque la puedes usar días previos a tu menstruación si no eres de ciclos exactos.

CONTRAS:

· Requiere cuidados e higiene para evitar infecciones que puedan complicarse.

· Su cambio requiere privacidad para el vaciamiento y aseo de la misma.

Testimonio:

Llevo un año usando la copa menstrual y me siento muy cómoda con ella. Es mejor que otras alternativas de colección de sangre por tres razones:

1) Es más seguro para el cuerpo porque la copa está hecha solamente de silicón y no acercas químicos a esta parte sensible del cuerpo.

2) Es mejor para el medio ambiente ya que no es inmediatamente desechable, dura entre 5 y 10 años.

3) A pesar de que parezca costosa, durante 10 años no tendré que gastar en toallas y tampones. Puede ser que en un principio haya algunas dificultades a la hora de colocarla. Varias amigas al igual que yo tuvimos problemas los primeros meses para acomodarla correctamente. El goteo se resuelve con toallitas delgadas. No hay que olvidarse de esterilizar la copa antes y después de cada ciclo menstrual. Una vez adquiriendo estos hábitos todo se vuelve más sencillo. Recomiendo mucho el uso de la copa ante cualquier otro producto del mercado. Melisa, 20 años

Por:

· Laura Navarrete Villalpando Productos Ecológicos y Sustentables

Tel: (443)3-14-22-49 Cel: 44 33 00 00 69 Fuente: www.angelcupmexico.com

· Dra. Angélica María Arellano Sandoval. Médico Gineco-Obstetra. CED. PROF. 1908166 Cel 44 31 66 35 14.