La historia de los Títeres en México

titeres

¿Te gusta asistir a una función de títeres? ¿Sabías que los títeres existen en nuestro territorio desde tiempos prehispánicos?

Cuando llegaron los españoles a Tenochtitlán se dieron cuenta que los Mexicas se divertían con marionetas. Fray Bernardino de Sahagún nos cuenta que había un titiritero que “se paraba, entonces sacudía su morral, lo remecía y llamaba a los que estaban dentro del morral… luego van saliendo unos como niñitos… Bailan, cantan, representan lo que determina su corazón de él. Cuando lo han hecho, entonces otra vez remece el morral, luego van entrando, se colocan dentro del morral…”

Hay que decir que el mismísimo Hernán Cortés hizo traer en su barco a dos titiriteros para que entretuvieran a sus hombres durante el viaje. Estos dos titiriteros se llamaban Pedro López y Manuel Rodríguez.

Durante la Colonia siguieron existiendo titiriteros, aunque uno de ellos, llamado Antonio Farfán, fue perseguido por la Inquisición por andar adivinando el futuro en lugar de contando historias con sus muñecos.

En el México independiente, los hermanos Aranda, Julián, Hermenegildo, Ventura y María de la Luz, y el esposo de ella, Antonio Rosete, fueron los protagonistas de la historia titiritera mexicana. Ellos formaron la Compañía Nacional de Autómatas Hermanos Rosete Aranda y actuaron incluso frente a los presidentes Benito Juárez y Porfirio Díaz. A este último le presentaron una obra en celebración del Grito de Independencia donde había ¡más de 500 títeres en escena!

Hoy puedes visitar el Museo del Títere “Rosete Aranda” en Huamantla, Tlaxcala. Llegó a tener más de 5,000 títeres pertenecientes a esta familia, pero muchos se perdieron durante la Revolución Mexicana, algunos destruidos, algunos otros vendidos.

Hoy no te puedes perder del 12º Festival Internacional de Títeres en Morelia, Michoacán, donde podrás disfrutar de muchas obras y títeres maravillosos.