Niños vegetarianos: pros y contras

niños vegetarianos

El vegetarianismo es un término utilizado para designar un régimen dietético variado. La palabra proviene del latín «vegetalis» que significa que tiene el potencial de crecer (vegetare) y desarrollarse con vigor. Cualquier planta entonces se ubica dentro de este concepto. Derivado del estudio de las plantas comestibles, el vegetarianismo se fundamenta en el consumo de éstas para el desarrollo y crecimiento del cuerpo humano. Es preciso mencionar el gran abanico de opciones que el vegetarianismo ofrece para así comprender mejor el tema. El más común es el denominado ovo-lacto vegetariano, que es el régimen que permite consumir alimentos de origen animal como huevo, leche y sus derivados y los alimentos de origen vegetal como cereales, verduras, frutas, semillas, leguminosas y tubérculos. De éste se derivan otros regímenes similares que sólo varían en la supresión o adición de uno o varios grupos de alimentos como el pescado para el caso del pesci-vegetarianismo o las aves (avi-vegetarianismo), el veganismo o vegatariano puro que no consume ningún alimento de origen animal o el crudiveganismo que además pone cierta atención en el cocimiento por debajo de los 48°C de los alimentos para evitar inactivar las enzimas y algunos nutrientes inestables a la temperatura como vitaminas o aceites esenciales.

El vegetarianismo es un régimen que han adoptado grandes civilizaciones del mundo que hoy en día tradicional y empíricamente comprueban que la salud óptima está cimentada en nuestra forma de alimentarnos. Ejemplos de ello son las civilizaciones Hindú de donde proviene el Ayurveda o la China que a diferencia de las sociedades occidentales modernas han basado su dieta en los alimentos de origen vegetal, y donde su prevalencia e incidencia de enfermedades metabólicas y crónico degenerativas como la obesidad o la diabetes son prácticamente inexistentes como lo demuestra el Estudio China del Dr. Colin Campbell.

Así, con lo que respecta a este tema, quisiera exponer desde mis conocimientos y experiencias prácticas adquiridas en base a la Ciencia Ayurveda lo que concierne a los beneficios (equilibrio) y posibles perjuicios (desequilibrio) que un modelo vegetariano aplicado en los niños pudiera suscitar. Para conocer los beneficios de la dieta vegetariana, que desde la definición de la palabra favorece no sólo a los niños sino a cualquier persona que la adopte, es preciso conocer el tipo o constitución corporal que abarca las tendencias mentales y emocionales además de los gustos personales, clima y modos de ser; su desbalance y las cualidades y propiedades de los alimentos que favorecen el equilibrio metabólico. Por lo tanto, los alimentos sólo equilibran o desequilibran al humor o tipo corporal, lo cual deviene en lo que llamamos en occidente: enfermedad. Más allá de un beneficio o perjuicio, pro o contra, el vegetarianismo practicado desde edades tempranas (ablactación) resulta ser una de las opciones más viables y sanas a corto, mediano y largo plazo para la salud humana.

Cuando la dieta administrada tiene en cuenta la genética humana, el clima y los aspectos mentales mencionados previamente. En resumen, cualquier alimento dado puede desequilibrar o equilibrar a cuerpos distintos, por ejemplo, la leche de vaca entera que tiene cualidad kaphagénica o pesada, favorece a ciertas personas que constitucionalmente no sean pesadas o tiendan a subir de peso, y desfavorece o desequilibra a aquellas que contengan tales propiedades de pesadez y densidad, tendencia a subir de peso con facilidad o a tener letargo o fatiga crónica.

Los vegetales, frutas, semillas y cereales no refinados en general tienen propiedades o cualidades de pureza y ligereza (sátvicas), lo cual ayuda a mantener un equilibrio óptimo en los humores corporales, mente y emociones que se traduce en salud y longevidad. Así, de acuerdo a la Ciencia milenaria del Ayurveda, los nutrientes como la vitamina B12, hierro, proteínas, calorías, porciones, mediciones corporales y alimentos buenos o malos son un mito al hablar de salud, y así, no puede haber contras ni pros, sólo equilibrio o desequilibrio, es decir, salud o enfermedad. Los elementos básicos del estilo de vida que importan para el crecimiento y desarrollo infantil con respecto a la alimentación son: el tipo corporal-mental, el poder digestivo, las cualidades y combinación de los alimentos, el ciclo de día y noche y el ambiente en el que vivimos.

 

Por: Licenciado en Nutrición y Terapeuta Ayurvédico Carlos Barrón Mondragón nutricion.cbm@gmail.com · Celular: 443 206 75 60 Universidad Latina de América y Gurukula de Ayurveda S.C.