Yo… ¿No tengo papá?

no tengo papa

Esta frase me la dijo un niño de 4 años que estaba en su clase de pintura. Le pregunte por los nombres de sus papás y me dijo. – Mi mamá se llama XX y no tengo papá -.

Es muy comprensible que en ocasiones las mamás solteras le digan esto a sus hijos, y que se sientan muy tristes porque el papá del niñ@ se ha ido, y en especial que se haya ido al enterarse de la llegada del pequeñ@.

Lamentablemente ese joven corazón del chico, siente otra cosa aunque mamá, le haya repetido esta frase desde pequeño. Él irá madurando y entenderá que todos los niños tienen un papá. Y la frase “Tú no tienes un papá”, sólo le deja dudas e insertidumbre, pero también le genera baja autoestima.

Cuando la madre logra asentir al hecho de haberse quedado sola y aceptar que desconoce los verdaderos motivos por lo que ese hombre se fue: entonces esta postura le ayuda a continuar en el camino, poder rehacer su vida con otra pareja y dejarle al hij@ la idea ordenada, de que tiene un papá que, contribuyó al gran regalo de pasarle la vida, y que por motivos que ella no conoce no se pudo quedar con ellos, pero que sin ese hombre mamá e hijo no habrían coincidido.