Tips para Papás

No es raro que los padres de familia hayan vivido la situación de que en la madrugada uno de nuestros hijos despierta quejándose y al tocarlo lo sentimos con fiebre…

¿Qué hacer en estos casos?

Si la fiebre es muy alta, lleva mucho tiempo, o es un bebé muy pequeño, no hay que descartar como primera opción llamarle al médico o incluso trasladarlo a alguna clínica u hospital.

Si la fiebre no es muy alta, podemos hacer estas simples acciones:

1.- Lo primero es aligerar la ropa del niño, para que esté más fresco.

2.- Podemos aplicar compresas frías en la frente.

3.- Se puede dar un baño con agua tibia y permitir que la temperatura del agua vaya disminuyendo conforme pasa el tiempo.

4.- Hay que prevenir una deshidratación, por lo que hay que estar atentos a lo que el niño come o los líquidos que toma, para avisar al médico.

Por último recordemos que un aumento en la temperatura corporal es un aviso de que algo no anda bien y que necesitamos una opinión médica para buscar lo que está ocasionando que el niño haya tenido esa fiebre.

Armando Moreno Ramos

Tips para Papás, es una empresa mexicana, líder en Morelia en comunicación y publicidad, con 13 años en el mercado. Para nuestros lectores representamos una fuente importante de información y servicios, que les permite actualizarse y consultar temas relevantes para lograr una mejor convivencia día a día en diferentes ambientes con sus hijos y con ellos mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *