Cómo cuidar la salud bucal de tu bebé (de 0 a 3 años)

Sabemos que lo más importante para ti es la salud de tu bebé, es por esto que el cuidado de su boca juega un papel muy importante en su salud integral. Aún cuando tu bebé no tiene dientes debes de limpiar su boquita una vez al día, usando un pedazo de tela o gasa húmedecidos en agua limpia y que dispongas sólo para este fin. Una vez que erupcionen los primeros dientes de tu bebé puedes comenzar a usar cepillo dental, existen muchos en el mercado con el tamaño adecuado y las características necesarias para su boca, algunas marcas de cepillos dentales ya presentan un cepillo diferente para cada edad y debes de irlo cambiando de acuerdo a su edad. Puedes utilizar pasta dental para niños, siempre y cuando coloques la mitad de un granito de arroz en el cepillo. Recuerda que tú debes realizar el cepillado de tu bebé y continuar haciéndolo hasta los 10 años de edad, no le dejes la responsabilidad antes de esta edad, ya que no lo hará adecuadamente. ¿A QUÉ EDAD DEBO LLEVAR POR PRIMERA VEZ A MI BEBÉ CON EL DENTISTA INFANTIL? Una vez que brote el primer diente, el odontopediatra valorará el riesgo a caries que tiene tu bebé, y en base a esto te indicará el tipo de cepillo, el tipo de dentífrico y la cantidad de fluoruro que requiere tu bebé, así como la técnica adecuada de higienización según su edad. Desde que erupcionan sus primeros dientes el dentista infantil podrá aplicar un barniz, que hará sus dientitos más resistentes a las caries, pero recuerda que debe ser en un consultorio dental y con un profesional ya que colocará la cantidad adecuada y te recomendará otro tipo métodos preventivos que ayudar a fortalecer y remineralizar sus dientes mediante aplicaciones de remineralizantes para sus dientes. Es muy importante que no acuestes a dormir a tu bebé con el biberón en la boca ya que se quedarán todos los restos de leche o cualquier bebida endulzada en sus dientes provocando caries muy agresivas . Si tu bebé es menor de un año y todavía requiere el biberón procura limpiar la leche que haya quedado en sus dientes una vez que se quedó dormido utilizando una gasa o trapito húmedo, y hacer esto las veces que te pida leche en el transcurso de la noche. Si tu niño es mayor de un año, ya puedes enseñarlo a tomar su leche y posteriormente lavar sus dientes antes de dormir, con esto evitarás que se quede acumulada la leche o cualquier bebida endulzada ocasionando caries. No olvides que la salud bucal de tú bebé depende de ti y lo que tu le enseñes en sus primeros años serán sus hábitos para toda su vida, así que piensa... ¿QUÉ CLASE DE SONRISA QUIERES PARA TU BEBÉ? Pues bien, trabaja en ello desde ahora. Por: Dra. Gabriela Godina Hernández Odontopediatría · Tel . 3131847 · Cel. 4435536791