En la actualidad, existen muchas investigaciones sobre la exposición de los niños a la televisión, pero desconocemos todavía cuáles se aplican a las pantallas interactivas, como las Tablet y los Smartphone. Podemos observar en especial en los viajes terrestres o en avión que este es uno de los recursos que utilizan las madres para que los niños se distraigan.

El Dr. Christakis Dimitri Director del Centro de Salud, desarrollo y comportamiento del niño, de la Universidad de Seattle; ha realizado experimentos con ratones que se mantienen ocho horas expuestos a simuladores de tabletas y de programas infantiles de televisión. Algunos de los resultados que han encontrado es que los ratones que se mantuvieron con mayor exposición a las tabletas han desarrollado tendencia a la hiperactividad.

A estos experimentos algunos psicólogos no les dan mucha atención debido a que en el caso de los niños es difícil que un niño se mantenga ocho horas frente a la tableta. Sin embargo se reconoce que los juegos tradicionales y el entretenimiento sin dispositivos digitales, permite al niño socializar, seguir reglas, llegar a acuerdos con los compañeros de juegos, y realizar mayor actividad con su cuerpo.

Los juegos electrónicos le generan a los niños poca capacidad de frustración, porque ofrecen constantes recompensas a los niños, estas constantes recompensas visuales crean adicción del niño a ese juego. La práctica de estos juegos genera una manera de uso compulsiva.

Los menores de tres años, en particular, necesitan que sus actividades sean equilibradas, lo que incluye: juegos reglados, exploración del entorno, manipulación de juguetes físicos y socialización con adultos y con otros niños. La tableta si bien es un recurso moderno para el entretenimiento de los niños, desde el punto de vista del aprendizaje resulta limitado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *