Está comenzando el año y con él las intenciones de cumplir nuevos propósitos que ayuden a sentirte mejor durante los meses venideros, algunos de ellos:
• Disfrutar más de la vida, dedicar más tiempo a tu familia y los amigos.
• Cuidar tu salud, perder peso, dejar de fumar, dejar de beber.
• Eliminar tus deudas.
• Aprender algo nuevo.
• Ayudar a los demás.
• Ser más organizad@.

Pero ¿por qué cada año es lo mismo y pocas veces logras el cambio que esperas? Porque:
• Tus buenos propósitos son sólo propósitos, deseos o sueños.
• Te pones metas muy altas, exigentes, no muy realistas y poco claras.
• Quieres cumplir varios propósitos al mismo tiempo.
• No tienes claro y consciente lo que conlleva ese propósito.
• No tienes estructurado un plan de acción.
Entonces lo que puedes hacer es lo siguiente:
• Es recomendable que antes de empezar hagas un pequeño ejercicio de reflexión sobre el año anterior.
• Realiza un balance acerca del hábito que quieres cambiar (ejemplo bajar de peso) lo puedes hacer con cualquier conducta especifica

 

BAJAR DE PESO

Ganancias:
• Moverme con más facilidad
• Estar saludable
• Sentirme mejor

Pérdidas:
• Levantarme más temprano
• No tener tanto tiempo libre

NO BAJAR DE PESO

Ganancias:
• Comer de todo
• Levantarme tarde

Pérdidas:
• No me queda mi ropa
• Me muevo con dificultad

• En base al balance anterior establece una meta con la siguientes características:
• Específica: Cambia Ponerme en forma por salir a caminar 30 minutos la primer semana y conforme vayas logrando la meta ve aumentando el tiempo.
• Medible: De ésta manera podrás confirmar tu avance, ponerte en forma se puede medir fácilmente, salir a caminar 30 minutos tres días a la semana es perfectamente medible.
• Alcanzable: Si tus actividades no te permiten ir entre semana a caminar, puedes salir a correr 30 minutos los sábados y domingos. pierde el miedo a renegociar el tiempo en tu trabajo o con tu familia, recuerda si te sientes bien eso influye en tu entorno.
• Realista: Si correr un maratón no está a tu alcance por el momento, plantea algo más razonable.
• Tiene un plazo: No lo dejes en al azar. Por ejemplo voy a ir a caminar los lunes, miércoles y viernes al salir del trabajo, y empiezo el 9 de Enero.

Por último es importante que seas paciente contigo no te regañes y si por algún motivo no cumpliste un día continua y no desistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *