Las redes sociales son herramientas a las cuales todas las personas tienen acceso, debido a la gran expansión de las mismas; la facilidad con que se usan permite su utilización desde cortas edades hasta adultos mayores. Si bien esto trae consigo una infinidad de ventajas y usos, también conlleva ciertos peligros que, cuando se trata de tus hijos, deben ser tomados con toda la seriedad y deben prevenirse de manera adecuada.

Peligros de las redes sociales:

  • Cyberbullying (agresiones personales utilizando las redes sociales)
  • Invasión de la privacidad: la nueva política de privacidad de las plataformas de Facebook (Instagram, WhatsApp, Twitter, etc.) le da derecho a esta empresa a adueñarse de la información personal – fotos, videos, datos personales y conversaciones – desde el momento en que se sube al internet.
  • Robo de identidad: los niños están expuestos a perfiles falsos que se identifican como personas que podrían conocer, pero en realidad son usuarios anónimos con fines determinados (usualmente peligrosos para ellos).
  • Contenido y mensajes ofensivos: debido a que las redes sociales son globales, tus hijos están expuestos a contenidos inapropiados para su edad.
  • Contacto con desconocidos: como consecuencia de que las cuentas de redes sociales sean públicas, cualquier persona puede acceder a los contenidos que se comparten en ellas.

Posibles medidas de prevención:

  • Dependiendo de la red social en cuestión, se pueden activar ciertos “candados” o controles parentales
  • Es posible también contactar directamente al proveedor de internet tanto local como móvil para que, desde la fuente de este servicio se bloquee el contenido inadecuado.
  • En redes sociales como Facebook e Instagram se puede activar la opción de “ver comentarios antes de publicarlos”, que sirve para que puedas evaluar el contenido que se publicará en el muro de tu hijo, antes de que este se haya vuelto público.
  • Asegúrate de que tus hijos no publique información personal sobre su ubicación, teléfono, fecha de nacimiento o correo electrónico, de modo que ningún desconocido tenga manera de contactarlos.
  • Anímalos a que te compartan cuando encuentran algún tipo de contenido ofensivo o inadecuado y repórtalo inmediatamente a la plataforma.
  • Si tus hijos hacen algún amigo en línea que quiera verse con ellos en la vida real, acompáñalos y asegúrate de que todo esté en orden.
  • Alértalos a cerca de los fraudes en línea – ofertas demasiado buenas para ser reales – pues los niños pueden fácilmente caer en ellas.

Otros tips:

  • La computadora que utilicen tus hijos siempre debe de estar en un cuarto familiar y con la pantalla viendo hacia afuera para que siempre sepas lo que ellos hacen.
  • Si accidentalmente acceden a un sitio inadecuado, no los regañes, diles que te avisen inmediatamente para que identifiques el sitio y puedas bloquear el acceso a este.
  • Verifica con frecuencia que tus hijos no utilicen o reciban lenguaje abusivo o amenazador en línea.
  • Por seguridad y salud mental y visual, nunca permitas que pasen más de 30 minutos seguidos utilizando un dispositivo electrónico, procura que cada lapso de media hora tomen un pequeño descanso para realizar alguna otra actividad menos sedentaria.
  • Jamás dejes que descarguen ningún tipo de información en línea sin tu previo consentimiento y revisión de dicha información.

 

Un par de medidas preventivas y un puñado de reglas estrictas e inquebrantables que establezcas en casa, pueden salvar a tus hijos de los grandes peligros que el mundo virtual trae consigo.

Si quieres saber exactamente como activar algunos delos controles parentales que se mencionaron, visita nuestro canal de Youtube. (Link o lo que sea)

 

Referencia: NIDirect. (2018). Keeping children safe online. UK: Government Services.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *